Monóxido de carbono en interiores



El monóxido de carbono (CO) es un gas que no se puede ver ni oler, pero que puede causar la muerte cuando se inhala en niveles elevados.

El monóxido de carbono se produce cuando:

Si se respira en niveles elevados, el monóxido de carbono puede causar la muerte por envenenamiento en pocos minutos. Cada año un gran número de personas pierde la vida accidentalmente debido al envenenamiento con monóxido de carbono. Hay personas que pueden ser más sensibles al monóxido de carbono:

Estándares Nacionales de Calidad de Aire Ambiental en los EE.UU.

A pesar de que la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) no ha adoptado estándares para regular los niveles de monóxido carbono en el aire, los niveles promedio en los hogares que no tienen estufas de gas varían entre 0.5 a 5 partes por millón (ppm). Los niveles de monóxido de carbono cerca de las estufas de gas debidamente ajustadas frecuentemente son de 5 a 15 ppm y dichos niveles cercanos a las estufas que están mal ajustadas puede ser de 30 ppm o más.

Los Estándares Nacionales de Calidad de Aire Ambiental en los EE.UU. (NAAQS, por siglas en inglés) para el aire exterior son de 9 ppm (40,000 microgramos por metro cúbico) durante un periodo de 8 horas, y 35 ppm por un plazo de 1 hora.

Síntomas de envenenamiento con monóxido de carbono

Debido a que muchos de los síntomas del envenenamiento con monóxido de carbono son similares a los de la gripe, a los del envenenamiento con alimentos descompuestos y a los de otras enfermedades, es importante aprender a reconocer dichos síntomas para tomar medidas inmediatas si estos síntomas se observan. Éstos son los síntomas:

A bajos niveles, el monóxido de carbono puede causar:

A niveles moderados, el monóxido de carbono puede causar:

Puede causar la muerte si estos niveles, aunque moderados, se respiran durante mucho tiempo. 

Evite el envenenamiento con monóxido de carbono

La clave para evitar el envenenamiento con monóxido de carbono es la prevención. Las siguientes recomendaciones le ayudarán a prevenir el envenenamiento con monóxido de carbono.